Saltar al contenido

Como plantar una planta de huerto

cultivar plantas

En esta sección os contaremos como plantar una planta correctamente , así como qué precauciones debemos llevar a cabo. No obstante cabe destacar que tanto para las plantas de exterior o de interior, existen especies muy exquisitas que pueden presentar cuidados muy específicos para dicha planta. Aquí os mencionaremos los aspectos comunes que debéis tener en cuenta y que presentan la gran mayoría de plantas.

Para ello partimos de la elección de las semillas o de una planta entera, aunque su elección no variará demasiado en el tipo de cultivo que llevaremos a cabo. ¿Que es lo que quiero plantar? es la pregunta que debemos hacernos antes de empezar. Una vez elegida, pasamos a cultivarla

Comprar plantas de huerto online

1. Época del año para plantar:

Por lo general, la primavera es la época de floración de la mayoría de las plantas de huerto, por lo que unas semanas antes es un buen momento para empezar a cultivar plantas. Sin embargo no todas las especies crecen en la misma época ni a la misma velocidad, además que muchas de ellas están condicionadas según la temperatura ambiente.

Algunas plantas como las sandías se desarrollan en altas temperaturas (verano), otras como las espinacas, lechugas o zanahorias podemos cultivar en invierno. Para saber cuando cultivar una planta mira su fecha de siembra en el sobre de semillas.

2. Clasificar las plantas por tipos

No podemos cultivar todas las plantas en un mismo terreno puesto que cada planta presenta unas propiedades únicas. Hay plantas que pueden impedir el crecimiento de otras o que se siembran en épocas diferentes, ten cuidado.

A continuación os mostramos una completa tabla donde se muestra las posibles asociaciones entre distintas especies. Esta tabla hace referencia e especies de huerto, más adelante os explicamos las plantas en maceta.

EspecieBuenas asociacionesMalas asocianes
AcelgaCebolla, repollo, lechuga, coliflor, maíz, apio, pimiento, zanahoria, haba, perejilPuerro, tomate
AchicoriaEspinaca, rabanitoRepollo
ApioPuerro, coles, poroto, ajo, cebolla, berenjena, pimiento, tomate, pepinoMaíz, perejil, papa, zanahoria
EspinacaColes, remolacha, poroto, zanahoria, cebolla, papa, achicoria, berenjena, haba, tomateAcelga, remolacha
RepolloZanahoria, lechuga, perejil, papa, remolacha, pepino, tomate, arveja, poroto, puerroPerejil, apio
LechugaZanahoria, rabanito, zapallo, cebolla, remolacha, repollo, pepino, puerro, maíz, papaAjo, rabanito, cebolla, haba, papa
RúculaLechuga, cebolla, zanahoriaRepollo, rabanito
AjoLechuga, remolacha, tomate, zanahoria, papa, berenjena, pimientoRepollo, poroto, arveja, haba
CebollaLechuga, remolacha, tomate, repollo, pepino, zanahoria, perejil, puerro, espinacasRepollo, poroto, arveja, haba, papa
PapaRabanito, repollo, maíz, copete, repollo, ajo, haba, arveja, poroto, puerro, berenjenaMaíz, pepino, pimiento, zapallo, tomate
PuerroZanahoria, apio, lechuga, espinaca, tomate, berenjena, pimiento, papa, cebollaAjo, remolacha, perejil, acelga, rabanito
RabanitoEspinaca, acelga, tomate, ajo, lechuga, zanahoria, poroto, achicoria, arvejaRepollo, zapallo, coliflor, pepino
RemolachaCebolla, rabanito, apio, coles, lechuga, pepino, ajoZanahoria, tomate, espinaca, arveja
ZanahoriaCebolla, lechuga, arveja, poroto, rabanito, perejil, ajo, apio, repollo, haba, tomateRemolacha, acelga, apio
ArvejaRepollo, pepino, rabanito, maíz, zanahoria, berenjena, papa, apio, lechuga, espinacaHaba, remolacha, cebolla, puerro
BerenjenaPoroto, arveja, ajo, cebolla, repollo, espinaca, lechuga, apio, puerro, rabanito, habaPepino, papa
HabaZanahoria, repollo, coliflor, espinaca, lechuga, papa, apio, maízAjo, puerro, cebolla
MaízPoroto, zapallo, pepino, arveja, zapalloRemolacha, apio
PepinoMaíz, lechuga, cebolla, remolacha, apio, repollo, arveja, poroto, habaPapa, tomate, berenjena, rabanito
PimientoZanahoria, acelga, ajo, espinaca, arveja, lechuga, puerro, rabanito, tomate, berenjenaPepino, papa
PorotoMaíz, zapallo, apio, repollo, lechuga, papa, pepino, zanahoria, rabanito, espinacaAjo, cebolla, arveja, puerro, perejil
TomateCebolla, perejil, zanahoria, ajo, repollo, puerro, rabanitoRemolacha, poroto, arveja, pepino
ZapalloMaíz, poroto, acelga, cebolla, arveja, repollo, ajo, puerro, habaRabanito, papa

Para plantar una planta debemos saber con que especies podemos asociarlas

3. Preparar el terreno: Tipos de suelo para plantar una planta

El suelo determinará el tipo de crecimiento de nuestra planta, por lo que cuanto mejor sea la tierra para jardín mejor será el cultivo. Por consiguiente existen distintos tipos de suelo para distintos tipos de plantas.

Suelos arenosos

Son terrenos que no son buenos para retener el agua pero que drenan los líquidos muy bien los líquidos y mantienen el calor. Esto hace que no sean muy comunes y se utilicen para especies de climas cálidos.

Estos suelos suelen mezclarse con otros componentes para hacer una tierra más fertil. Algunas de las especies que puedes cultivar son patatas, lechugas, palmeras, zanahorias o algunas otras especies de climas cálidos.

suelos arenosos
Suelos arenosos

Suelos arcillosos

Es completamente el opuesto al suelo arenoso, reteniendo la máxima cantidad de agua posible. Esto hace que se encharque la zona de cultivo, provocando un área muy fértil y a su vez pudiendo pudrir las raíces.

Al igual que el suelo arenosos no existe una gran variedad de especies que podamos cultivar, por lo que debe mezclarse con arena o estiércol para hacerlo más útil. Una de las especies que podemos plantar son

suelos arcillosos
Suelos arcillosos

Suelos limosos

El tamaño de las partículas es entre la arena y la arcilla, por lo que su funcionamiento es mixto, es decir. Pueden drenar el agua a un ritmo no tan rápido como los suelos arenosos y también pueden retener nutrientes.

Esta peculiaridad lo convierten en uno de los tipos de suelo más empleado en el mundo de la horticultura. Las plantas para cultivar más comunes son arroz, col, sauces, lechugas etc.

Suelos limosos
Suelos limosos

Suelo calizo

Es aquel que está compuesto por sales cálcicas tales como carbonato cálcico o cuarzo. Hace que sea un suelo seco y árido, convirtiéndolo en uno de los peores suelos para plantar cualquier especie vegetal ya que no almacena nutrientes.

Puesto que es muy difícil cultivar en este suelo, se mezcla con fertilizantes o empleando técnicas para hacer posible plantar plantas. Algunas de las especies más comunes son las higueras o el granado, o también se puden plantar árboles similares.

Suelos calizos
Suelo calizo

Suelos humíferos

Son aquellos suelos que contienen una gran cantidad de materia orgánica y suelen ser de color negro. Son suelos ya preparados para cultivar prácticamente cualquier tipo de plantas para huerto o a cualquier otra, pues retienen los nutrientes y drenan la cantidad ideal de agua. Así se logra un ambiente húmedo.

Sin duda alguna es una de las mejores tierras para plantas, pudiendo plantar todo tipo de plantas. En ella podemos plantar tomates, cebolla, pepinos, patatas, lechuga…. Son suelos ideales para cultivar y muy utilizados en jardinería.

Suelos humíferos
Suelo humíferos

Suelos pedregosos

Son aquellos terrenos constituidos en su gran mayoría por piedras o incursiones rocosas. Esto es debido al desbordamiento de la superficie terrestre, la cual provoca de demolición de las rocas grandes en otras más pequeñas. Son suelos semi-impermeables los cuales impiden la entrada de agua, una característica desfavorable para las plantas.

Existen muy pocas especies vegetales capaces de sobrevivir en terrenos tan inhóspitos, algunas de ellas de origen xerófilo. Algunas de esas plantas son la lavanda fina, milenrama, orquídas… y no muchas más. No son nada apropiados para la agricultura. Plantar una planta corriente en este terreno es algo prácticamente imposible.

Suelos pedregosos
Suelos pedregosos

Suelos de turba

Junto con los suelos humíferos, son de las mejores tierras para plantar plantas existen porque almacenan grandes cantidades de agua y nutrientes. Son de color marrón, y podemos encontrarlos por el campo o cualquier otra parte.

Son además terrenos muy porosos y húmedos, por lo que se usan para cultivar semillas, además de ser utilizados para muchos fines de investigación. Pues sembrar tomates patatas, sandías, plantar árboles, lechugas, flores… sea cual sea, es el suelo ideal.

Suelo de turba

4. Cuidar la planta

Una vez que ya tenemos seleccionada la especie, dónde la vamos a cultivar y el suelo que vamos a utilizar, es el momento de plantar y cuidarla.

Para ello cultiva de la planta de la manera indicada, es decir utilizando la técnica adecuada para cada especie. Además deberás tener en cuenta la distancia entre semillas para no aglutinarlas y evitar que se mezclen las raíces.

Regar las plantas casi a diario especialmente en la época de crecimiento. Nunca les pueden faltar el agua a las semillas, de lo contrario no crecerán o no lo harán correctamente. Procura no regarlas demasiado para evitar que se ahoguen.

Protege la planta

Como medida opcional y recomendable, puedes usar un acolchado para cuidar el suelo. Este, regula la temperatura, protege la planta de las heladas, retiene la humedad. Es una medida para ayudar a mantener a la planta en las condiciones idóneas. Un acolchado es añadirle al suelo una capa de unos 10 cm de materiales orgánicos como paja, corteza, arena…

Como plantar una planta en macetas

Los pasos a seguir son prácticamente los mismos que los anteriores, lo único que cambia es la ubicación que ahora es en una maceta.

Puedes leer nuestro artículo sobre cómo cuidar las plantas para más información. En el contamos todos los detalles que debes tener en cuenta para que la planta se encuentre en las mejores condiciones.

Escoger la especie de planta para plantar

Lo más importante, es saber bien que planta escoger, puesto que no todas las especies vegetales estarán acostumbradas al clima de nuestra ubicación geográfica. Es de vital importancia saber las características de una planta antes de plantarla, pues su correcto crecimiento vendrá determinado por el ambiente en el que vivimos.

Escoger la maceta apropiada

A continuación escoge un recipiente adecuado, que no sea ni muy pequeño ni muy grande. Presta atención atención al detalle, asegurándote de que tengan orificios al fondo para permitir el flujo de agua.

Elegir en que tipo de terreno vamos a plantarla

Una vez elegida la planta para plantar, tenemos que escoger la tierra para la maceta. Por lo general, el suelo de turba o humífero valdría para cualquier especie pero la mejor opción y a ser posible es escoger un terreno específico para cada especie. Infórmate del tipo de planta y pregunta en tienda el tipo de sustrato específico para dicha especie.

Ahora introduce tierra en la maceta hasta más o menos la mitad. Seguidamente haz un pequeño hoyo e introduce la planta dejando si es posible las raíces sueltas (puedes golpear ligeramente a las raíces para quitarles la tierra que las protegía). Termina ahora por cubrir la maceta de tierra y dejando unos centímetros entre el tronco la raíz.

plantas en macetas
Si te ha parecido interesante este artículo, danos tu opinión.